Si un alumno es autodidacta tiene que enfrentarse a un segundo problema en el estudio del japonés. Si el primer problema era encontrar los libros de texto adecuados para el estudio también encontrará la misma dificultad para encontrar un diccionario de calidad para consultar las dudas lexicográficas que pueda encontrar durante la lectura o el aprendizaje.

Es por eso que en el tiempo que llevo estudiando este idioma he tenido que buscar, rebuscar y comparar un sinfín de libros de texto para poder encontrar el que más se ajustaba a mi personalidad y objetivos para estudiar la gramática y los kanji, con los cuales se construye el léxico en japonés. Una vez que resolví este problema me topé con el peliagudo tema de adquirir unos diccionarios que fueran  realmente buenos y útiles.

Sí, diccionarios, en plural, ya que tenía que tener los instrumentos necesarios  que me resolviesen las dudas en cualquier situación del día y opté por la compra un diccionario electrónico portátil, el llamado Denshi Jisho (電子辞書) que todos los japoneses llevan encima, un par de diccionarios para móvil e ipad  y el tradicional diccionario en papel para consultar en casa si todos los anteriores recursos me fallaban.

Por eso ofrezco estas tres alternativas que resuelven el problema sobre la elección de materiales alternativos de consulta. Algunas de ellas serán más baratas que otras pero que nos ayudarán a tomar la decisión más adecuada haciéndola más fácil y viable para el nuevo estudiante que no sabe muy bien por dónde moverse cuando se trata de recursos lexicográficos.

1. El Denshi Jisho(電子辞書).

Denshi jisho 01
Imagen 02: Diccionario electrónico portátil Casio EX-WORD dataplus 5

Precisamente un estudiante de japonés tendrá que comprarse no un diccionario si no tres o cuatro para poder ir salvando los escollos del idioma ya que es necesario tener diccionarios buenos.

La mejor opción es comprar un diccionario electrónico como los Casio Ex-word dataplus ya que muchos de ellos son trilingües pudiendo tener en un mismo aparato 17 diccionarios diferentes entre ellos de inglés, español, japonés y dos  versiones de la Enciclopedia Británica que nos puede ser útil para buscar cualquier tipo de información que queramos citar y no tenemos una biblioteca cerca. Además este diccionario al ser pequeño como una video-consola portátil  se puede llevar encima cómodamente.

Lo único malo de estos diccionarios es su precio que suele rondar entre los 250-350 euros al cambio. Eso sí, te lo tienen que enviar por correo desde alguna tienda online o que alguien que conozcas te lo traiga directamente de Japón. En el caso de las aplicaciones para tablets i móviles podemos tener múltiples opciones: Desde aplicaciones gratis que no son muy recomendables o las de pago que ofrecen algo más de confianza y calidad

2. Diccionarios para móviles.

Imagen 03: Diccionario Midori para IOS

A parte del diccionario electrónico suelo llevar dos diccionarios más tanto en el móvil como el ipad. Siempre puede darse el caso que el Casio se quede sin pilas (sí, este diccionario electrónico no lleva batería de litio) o necesites un diccionario de los buenos para cualquier consulta imprevista si tienes que traducir algo rápido o hacer una interpretación.

En mi caso tanto en el móvil como en la tablet llevo dos diccionarios más de pago: el midori que es bilingüe con un montón de frases de ejemplo para cada palabra que busques y  el diccionario oficial de Kodansha: El “Kanji Reader´s Dictionary” que es la versión electrónica del diccionario en papel. Al margen de estos diccionarios también llevo la edición electrónica del “Merriam-Webster Dictionary” para inglés, el diccionario online de la RAE para el castellano y el diccionario online del “Institut d´Estudis Catalans” para la lengua catalana. Vamos que se puede decir que soy literalmente un diccionario andante.

3. Los diccionarios tradicionales.

¿Qué diccionario en formato papel es más aconsejable? Desde mi experiencia descarto totalmente los diccionarios editados en nuestro país. Me compré uno de japonés-catalán del Institut d´Estudis Catalans   y lo acabé donando a una biblioteca. Un buen diccionario bilingüe no sólo tiene que tener la traducción de la palabra que buscamos si no que también debe de tener frases en las cuales se contextualice el uso pragmático de ese vocablo  que desconocemos.

Imagen 03: Diccionario de la editorial Kodansha.
Imagen 03: Diccionario de Kanji de la editorial Kodansha.

Por lo tanto es bastante recomendable comprar los diccionarios bilingües que se editan en Japón por que son los mismos que podemos encontrar en los diccionarios electrónicos de la  Casio. Pero si necesitamos comprar uno que sea la “Biblia” y que sea representativo de todo el lexicón japonés recomendaría el “The New Nelson Dictionary”.

Este diccionario tiene dos versiones, la  edición compacta y la edición  “Biblia” que por tamaño ocupa lo mismo que la edición completa del Señor de los Anillos en un único tomo. Este diccionario cuesta unos 80 euros y se puede encontrar en algunas tiendas físicas y en tiendas online. Si estás decido a estudiar japonés hasta sus últimas consecuencias esta compra es necesaria ya que contiene 32.000 entradas y 7000 caracteres. Aunque eso sí, es un diccionario pensado para el estudiante anglosajón.

Aquí doy por finalizadas las dos entradas del blog que tenía preparadas para introducir un poco los recursos metodológicos y lexicográficos para estudiar japonés. Así que a partir de ahora iré  analizando y desgranando los diferentes colecciones de libros de texto y diccionarios que se pueden conseguir para aprender japonés.