01. Introducción.

Imagen 01: NISHIDA Kitaro
Imagen 01: NISHIDA Kitaro

Hablar de la Escuela de Kioto, sin duda, es hablar de la parte más apasionante de la filosofía moderna que se produce en Japón. Es a partir de este momento en que este país nacen toda una serie de autores que ya no imitan  ni transmiten lo aprendido en las universidades europeas si no que aplican todo ese conocimiento, lo combinan con la propia tradición del pensamiento budista y crean algo nuevo nunca visto antes. Aparece el que es considerado como el primer filósofo japonés, NISHIDA Kitaro (1870 – 1945),  en el más puro sentido europeo, en un Japón convulso que tiene que sobrevivir al periodo ilustrado de Meiji (1868-1912) y que aún sabe como encarar políticamente su futuro. Aparece una generación de filósofos que cabalgando entre la derecha más ultra-nacionalista  y una izquierda radical marxista teorizaran desde lo más metafísico con influencias del idealismo alemán a intentar resolver los problemas sociales desde un punto de vista más materialista y palpable que no con una visión más metafísica y alejada de las vicisitudes en la que se encuentra Japón en la primera mitad del siglo XX.

Pero hablar de la Escuela de Kioto es hablar largo y tendido ya que daría para libros enteros, ya sólo con la tríada NISHIDA-TANABE-NISHITANI ya abarcaría demasiado y hace poco que ediciones Bellaterra ha publicado una introducción de esta generación de autores aunque sólo habla de aquellos que han sido aceptados a nivel internacional y olvidando aquellos otros autores “menores”, marxistas, que mostraron una resistencia clara contra el régimen totalitario  en Japón como ya hiciera en Alemania el profesor Kurt HUBER (1893-1943) de la Universidad de Frankfurt, como miembro de la Rosa Blanca, que atacó al nazismo con los mismos autores con el que el régimen dictatorial alemán modeló su ideología filosófica y política.

La Escuela de Kioto fue un paso más en la evolución del pensamiento en Japón pero fue el más importante y que ha permitido que Japón en la actualidad tenga una producción filosófica de la misma calidad que en Europa.  Por ello cabe recordar una pregunta que formuló mi profesora de pensamiento moderno ante la falacia de comparar la producción filosófica de un país (Japón) con la de todo un continente (Europa): ¿Cuántos filósofos españoles modernos son conocidos a nivel internacional  contando con Miguel de UNAMUNO (1864-1939)? De japoneses ya aparecen tres en esta entrada.

02.- La Escuela de Kioto.

Imagen 02: TANABE Hajime.
Imagen 02: TANABE Hajime.

El más importante periodo filosófico en el Japón moderno lo encontramos en las décadas de los años veinte y treinta del siglo XX. Este periodo fue fundamental para la filosofía en aquel Japón que había dejado atrás el periodo Meiji y estaba convirtiéndose en una democracia liberal bajo el periodo llamado la “Democracia Taisho” (1912-1926) y luego se extendería hasta la Era Showa (1926-1989). Pero la llamada Escuela de Kioto no se tiene que entender como lo entendemos en Europa como escuela filosófica. No se trató de un maestro que enseñara a unos discípulos su filosofía y pensamiento. Si no que tenemos que entender la Escuela de Kioto como una generación, como lo fue en España la generación del 26 con figuras como Federico GARCIA LORCA (1898 – 1936), Vicente ALEIXANDRE (1898 – 1994), Salvador  DALÍ (1904 – 1989)… Pero sobre todo la Escuela de Kioto fue un nombre dado por TOSAKA Jun (1900-1945)  para criticar a su maestro NISHIDA Kitaro por su aceptación de la situación política del país con el avance del ultra-nacionalismo y la creación del Gran Imperio del Japón extendiéndose por China, Corea y el Sureste Asiático.

Precisamente NISHIDA Kitaro es la figura más representativa de esta Escuela formando un círculo intelectual y filosófico con figuras como TANABE Hajime (1885 – 1962) y NISHITANI Keiji (1900 – 1990) siendo estos pensadores los más importantes y los más representativos de esta escuela dejando en el “olvido” a pensadores socialistas y comunistas como KIYOSHI Miki y TOSAKA Jun siendo éstos duramente perseguidos por el gobierno del dictador TÔJÔ Hideki (1884 -1948). Precisamente fueron los tres primeros la tríada más importante y estudiada de la Escuela de Kioto.

Estos pensadores fueron los que realizaron una crítica exhaustiva sobre si las fuentes de los valores del pensamiento realizado en Asia deberían ser considerados iguales a las del pensamiento europeo, es decir, iguales a lo que se ha entendido siempre como filosofía. También se tiene que tener en cuenta que una de las bases del pensamiento de NISHIDA Kitarô hunde sus raíces en el pensamiento budista. Además de criticar también todos aquellos valores relacionados con lo que entiende Europa como “modernidad” y como esta “modernidad” se aplica en Japón. Precisamente los continuadores de esta “escuela”, los discípulos de los primer círculo de pensadores, fueron quienes más profundizaron en este sentido.

Imagen 03: NISHITANI Keiji
Imagen 03: NISHITANI Keiji

La primera generación de la Escuela de Kioto no fue homogénea ya que muchos de sus miembros estuvieron más o menos de acuerdo con los cambios políticos totalitarios que se produjeron en Japón tras la muerte del Emperador Taishô en 1926. Otros pensadores de esta escuela, a diferencia de los pensadores de Meiji que abogaban por los cambios socioculturales, dejaron de interesarse por estos temas e influenciados por el idealismo alemán empezaron a interesarse por temas más metafísicos alienándose de la realidad política del país, pero otros, los que siguieron con la tradición del pensamiento materialista que inauguró NAKAE Chômin, abrazaron ideas marxistas, por lo tanto materialistas, intentando dar soluciones a los problemas sociales del momento, como ocurrió en los casos mencionados antes de MIKI Kiyoshi (1897 – 1945) y TOSAKA Jun.

Por el contrario, NISHITANI Keiji fue todo lo contrario y rechazó los postulados marxistas y materialistas. MIKI Kiyoshi, por ejemplo, abogó por el liberalismo humanista y el antimilitarismo abordando el problema de la llamada Filosofía de la Historia en 1932 oponiéndose frontalmente a su maestro NISHIDA Kitaro. Frente al auge ultra-nacionalista del régimen del Estado NISHIDA Kitaro mantuvo una cierta actitud ambigua e incluso llegó a lamentar el totalitarismo del ultra-nacionalismo.  mientras que TANABE Hajime se la atribuyó una posición política  mucho más cercana al totalitarismo estatal del régimen dictatorial de la primera mitad de la era Showa (1926-1945).

A finales de la década de los 30 y de los 40 del siglo XX el radicalismo ideológico se acentuó tanto por la izquierda como por la derecha del espectro ideológico, sobre todo a partir de la Guerra del Pacífico y el golpe de estado ultra-nacionalista que llevó al país a la catástrofe final de 1945. La mayoría de pensadores izquierdistas como KANNO Sugako (1881 -1911), ITO Noe (1895 – 1923), TOSAKA Jun y MIKI Kiyoshi no llegaron a ver el final del conflicto o simplemente no llegaron a vivir la década de los 30 y menos aún la década de los cuarenta ya que fueron duramente reprimidos por el gobierno.

La Escuela de Kioto fue importante en sus orígenes porque ofreció al mundo la primera generación de filósofos japoneses al pensamiento universal. Fueron los primeros en generar una filosofía propia y sincrética tanto de las bases propias del pensamiento japonés basadas sobre todo en el budismo como de las bases de la filosofía europea y sobre todo del idealismo alemán desde Georg Wilhem Frederich  HEGEL (1770 -1831) hasta Martin HEIDEGGER (1889 – 1976). No se puede entender una figura tan importante del pensamiento moderno japonés como MARUYAMA Masao (1916 -1996sin entender lo que significó realmente la Escuela de Kioto para Japón.

Precisamente por esta influencia del pensamiento Mahâyâna budista fue conocida en Europa y en Estados Unidos como una filosofía religiosa ya que la influencia Zen y Shin de la Verdadera Tierra Pura fue notable en NISHIDA Kitaro y parte de la élite de los metafísicos de esta generación de pensadores japoneses. Además fue una filosofía que en las universidades norteamericanas fue enseñada en los departamentos de estudios de las religiones teniendo en cuenta que a diferencia del cristianismo estas “enseñanzas filosóficas religiosas” no fueron dogmáticas.

Los pensadores de esta generación tocaron muchas partes de la filosofía europea sobre todo en lo tocante a lo metafísico, filosofía de la historia, filosofía de la cultura, éticas, teorías políticas (marxismo) y filosofía del arte. Pero quizás el tema más importante y por lo que fue mundialmente famosa fue por la teoría de la “Nada Absoluta” que poco tiene que ver con la concepción filosófica europea que tenemos de la nada desde la época de los primeros filósofos griegos.

3. Bibliografía.

  • BRET W.Davis.2014.”The Kioto School”.Stanford Encyclopedia of Philosophy. [www.plato.stanford.edu/entries/kyoto-school/] [21.10.2015]
  • Bret W. Davis
  • GONZALEZ VALLES,  Jesús.(2014).”Historia de la Filosofía Japonesa”.Tecnos.Madrid.
  • HEISIG, James W.; KASULIS, Thomas P.; MARALDO, John C.(2011).”JAPANESE PHILOSOPHY: A Sourcebook,University of Hawaii Press.Honolulú.

4. Fuentes.