cerezo

No tenía pensado realizar una entrada para esta semana pero creo que esta ocasión merece la pena. Merece la pena porque es importante apoyar el nacimiento de un nuevo blog sobre filosofía, pensamiento y arte de la cultura japonesa en lengua castellana. Podemos navegar por la red, buscar y rebuscar información sobre filosofía japonesa y llevarnos la gran decepción al encontrar solamente blogs sobre budismo zen o rutas de templos por todo Japón o en el “peor” de los casos encontrarnos con blogs en el que sólo tratan de una manera muy superficial una pequeñísima parte de la cultura japonesa como es el mundo del manga y del anime cargado  de estereotipos que hemos creado nosotros, los que vivimos en el llamado “occidente” con todas las cargas orientalistas que representa este vocablo. Sin duda existen pocas referencias sobre pensamiento y filosofía en Japón  si sólo contamos con el blog oficial del Grado de Estudios de Asia Oriental de la UOC.

Volviendo al tema principal de la entrada podría haber pensado que este blog nuevo es un rival para “Pergaminos Japoneses” pero la verdad es que no lo es. Este blog nació con un motivo muy claro, el traducir textos de diferentes tipos directamente desde el japonés al castellano y al poco tiempo llegó la especialización al volcarme en una parte de cultura japonesa que en España estaba poco tratado: el pensamiento y filosofía japonesa. Por lo tanto, el nacimiento de un nuevo blog que trate este aspecto cultural como es la interpretación del mundo que nos rodea desde una visión no euro-centrista y que nos muestra una estructura de pensamiento en la que se ha articulado y vertebrado la sociedad japonesa.

No lo considero un rival ya que su creador ha sido dos de las tres personas que me inspiraron en la creación de este blog. Francisco Lapuerta como doctor en Filosofía puede aportar  su experiencia docente y como persona humana.. Además, este blog ha sido también una fuente de inspiración para la creación de “Apuntes de Cultura Japonesa” y por este motivo me alegra que el esfuerzo realizado durante estos dos años haya sido una fuente de inspiración para extender el conocimiento sobre la cultura nipona que nos ha conquistado a muchos de nosotros.