0

La entrada que presento hoy ha sido un poco más complicada de lo que me esperaba y he tardado un poco más en acabarla ya que se trata de  un texto político con una clara intencionalidad ideológica por parte del PLD para realizar un  gran cambio constitucional en Japón. Uno de sus puntos fuertes es la “reforma” del Artículo IX de la cual presento hoy una de sus partes. El texto es una parte de  la Reforma del Artículo IX de la Constitución de Japón.

Antes de comenzar ha sobre la reforma constitucional que pretende realizar el Gabinete Abe primero se tiene que tener en cuenta, el Tratado de Kellogg-Briand de 1928, la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU, el Preámbulo Constitucional y por supuesto el artículo que el PLD pretende modificar en su reforma. De esta manera es interesante el leer previamente los enlaces que dejo a continuación:

Tal reforma no pretende más que el permitir que la fuerza militar de Japón (aunque se llamen Fuerzas de Autodefensa no deja de ser un ejército con carácter defensivo) pueda actuar a nivel internacional y a la vez poder rearmarse superando las limitaciones constitucionales que evitan una mayor inversión del estado en la compra y renovación del arsenal militar. De esta manera y al igual que muchos países vecinos del Asia Oriental y el Sudeste Asiático dan una respuesta al incremento del poder bélico de China para hacer frente a sus numerosas pretensiones de soberanía sobre diferentes islas del Mar de China y del Pacífico. Por lo tanto se puede considerar una reacción frente a un acción previa. También es verdad que en la política interna se ha producido debates sobre este artículo que ya reflejó Maruyama en su artículo “Some Reflections on Article IX of the Constitution” publicado  el 14 de noviembre de 1964. Dentro de la clase política japonesa han surgido voces que reclaman la independencia militar total de los Estados Unidos para recuperar plenamente su soberanía o por el lado opuesto seguir bajo el paragüas protector norteamericano. El Partido Liberal Democrática, desde su fundación, aboga por la soberanía completa de Japón para poder responder de una manera más efectiva a la realidad política de la comunidad internacional.

¿Cuáles son las premisas bajo las cuales se quiere reformar el famoso Artículo IX? Se tiene que entender que esta reforma esta englobada dentro de un gran proyecto reformador de la Constitución que pretende matizar todo lo relativo a ideas heterónomas implementadas por los Aliados durante la ocupación del país y que no forman parte de la tradición constitucional de Japón. Por lo tanto se limitarán y matizaran todos aquellos derechos individuales propios de la tradición jurídica euro-americana frente a dar más relevancia a todos aquellos conceptos propios de la tradición jurídica japonesa.
Precisamente la traducción de esta semana es cómo plantea el PLD la reforma del Artículo IX y bajo que planteamientos se realiza.
 ¿Desde el   Proyecto de Reforma de la Constitución de Japón, qué se piensa sobre la renuncia a la guerra del primer párrafo del Artículo IX?
Sobre la primera cláusula del Artículo IX de la Constitución vigente fue adaptada y determinada del primer artículo del llamado “Pacto del No a la Guerra” del Tratado de París (Tratado de Kellogg-Briand, 1928) que entró en vigencia en 1929 y han expresado “unos debates internos fáciles de comprender” dentro de nuestro propio partido pero que han generado dudas para una modificación sencilla y que han determinado la opción del pacifismo como una de las tres normas generales de la Constitución del Japón.

No obstante, sobre la regulación de la frase “renunciar a la guerra  como medio para solucionar conflictos internacionales” era una frase que no dejaba clara ” como se entendía el concepto de guerra  en lo que se refiere a la amenaza y la utilización de las fuerzas militares”. Dicho concepto tiene como objetivo decisivo dar un significado de legalidad que según una interpretación decimonónica esta por encima de la ilegalidad. Aunque lleguemos a clarificar las conceptualizaciones de este tipo no no cambiamos el sentido tradicional y básico del primer párrafo del Artículo IX. El concepto de “guerra” al cual se renuncia íntegramente en el primer párrafo del Artículo IX está ilegalizado por el Derecho Internacional Por eso,  “la guerra que es una amenaza  y un uso de la fuerza militar” se utilizará en tres casos ejemplarizantes:

  • En el caso de invasión militar.
  • En el caso de ejercer la defensa propia.
  • En el caso de sanciones (o castigos).

Pero, la prohibición que nos ha sido impuesta por el primer párrafo del artículo IX, está limitando extensivamente “el ejercer el uso del poder militar” como “medio para resolver los conflictos internacionales”. En lo que se refiere al significado del caso del primer punto “en el caso de invasión militar”, la interpretación está limitada por la decisión establecida desde la firma del Tratado de Paris.
Es por eso que pensamos que no debería prohibirse el uso del “poder militar” que  está  marcado por el primer párrafo del Artículo IX sobre el concepto de “guerra” y ejercerlo bajo los tres puntos antes mencionados : uso de la guerra en caso de invasión, en el caso de defensa propia y como medida de castigo o sanción bajo organismos internacionales.”

Enlace de la imagen: http://article.wn.com/view/2014/07/02/Japon_liquida_su_Constitucion_pacifista/

Bibliografía:

  • LÓPEZ i VIDAL, Lluc.2010.La Política Exterior y de Seguridad Japonesa”.Editorial UOC. Barcelona.
  • MARUYAMA, Masao.1969.Some Reflections on Article IX of the Constitution” en ThoughT and Behaviour in Modern Japanese Politics.Oxford University Press.London.